Viajar en tiempos de pandemia: vuelta al mundo literaria

Con la pandemia y varias restricciones de circulación en todo el mundo, muchas personas a las que les gusta viajar se encuentran sin opción para conocer algo nuevo. En los foros realizados a lo largo del Máster en Periodismo de Viajes que estamos cursando los autores de este blog, se discutieron algunas alternativas para esta nueva realidad, que tanto impacto tuvo en la vida de las personas en 2020.

Uno de los temas tratados fue el turismo de proximidad, el turismo local. Con fronteras cerradas y reglas que cambian con cada nueva investigación de contagios y muertes, hacer un viaje internacional se ha vuelto sumamente desaconsejable. El turismo doméstico, entonces, ganó protagonismo e inversión por parte de empresas del sector para retomar la entrada de ingresos.

Pero aun con tanto control y limitaciones, ¿existe alguna posibilidad de conocer otro país, de una manera diferente? Si eres del equipo que no se rinde, tengo una propuesta que hacerte: algunas personas tienen la costumbre de leer un libro antes o durante un viaje, pero ¿alguna vez has pensado en hacer una vuelta al mundo literaria?

Esa fue la idea de la brasileña Camila Navarro, apasionada de las letras. A los cuatro años, no quiso volver a la escuela porque allí no le enseñaban a leer y fue alfabetizada en casa por su madre. Unió sus pasiones por la literatura y los viajes en el blog Viaggiando y en 2013 creó el proyecto 198 libros, en el que asumió el desafío de leer un libro de cada país miembro de la ONU. También de sus dos estados observadores Palestina y Vaticano, además de Kosovo, Taiwán y Sahara Occidental, que agregó por elección propia. El viaje aún está en marcha, no tiene fecha de finalización, pero se encuentra en una etapa avanzada: Camila ya ha leído 153 libros – países.

Su motivación vino después de que le presentaran un proyecto similar, de la inglesa Ann Morgan: A Year of Reading the World, una propuesta más audaz de leer un libro de cada país del mundo en un año. Meta cumplida con éxito, la escritora contabilizó 196 libros en 2012 y, contrariamente a lo que puede estar imaginando, que dedicó el 100% de su tiempo solo a este desafío, logró esta hazaña trabajando a tiempo completo. La idea de leer el mundo surgió cuando Ann se dio cuenta de que todo su conocimiento de la literatura mundial era enormemente anglocéntrico y se limitaba a los autores británicos y estadounidenses.

Las reglas para elegir libros son lo más variadas posibles, como autores clásicos, libros contemporáneos, libros escritos solo por mujeres, por estilo y/o género, entre muchos otros. Así como la elección de la secuencia de lectura también puede seguir una lógica territorial, por ejemplo, o ser sorteado; ¡lo que realmente importa es descubrir un nuevo mundo con cada página que se pasa!

Éxitos indiscutibles, ambos proyectos atraen multitudes en los interminables comentarios de sus respectivas páginas, con la audiencia interactuando y haciendo recomendaciones, lo que enriquece y complementa aún más la lista de quienes se inspiran en ellas para comenzar también su desafío.

Y si estos dos proyectos aún no fueron suficientes para convencerte de comenzar esta misión, aquí tienes uno más: Aisha, una niña paquistaní de diecisiete años en un viaje para leer un libro de cada país y compartiendo reseñas en su página de Facebook Reading Books From Every Country desde 2016.

Cuéntanos aquí qué te parece esta sugerencia de viaje y deja también tu contribución recomendando un libro. ¿Empezamos una lista?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s