Viajeros versus Turistas: una reflexión necesaria

¿Con cuántos nombres hemos denominado a la persona que gusta de viajar? Solo ahora mientras escribo he recordado varios: patiperro (en Chile), trotamundos, aventurero, excursionista, peregrino, caminante y un gran etcétera. ¿Significan lo mismo para ti? Si la respuesta fue no, me gustaría preguntarte si se debe a su significado sacado de un diccionario. Por el contrario, si respondiste que sí, quisiera saber ¿por qué?

¿Importa realmente un nombre o etiqueta? encasillarnos en una denominación ¿nos resta libertad o nos da pertenencia? Estas y otras preguntas fueron las que nos hicimos en el foro del Módulo 09 del Máster guiados por el profesor Jordi Serrallonga. Ahora nos gustaría invitarte a leer y reflexionar junto a nosotr@s.

Jordi Serrallonga – Arqueólogo, naturalista y docente.

Si escribes “viajeros y turistas” en el buscador de Google (dependiendo de la zona geográfica donde te encuentres) es muy probable que veas lo mismo que yo: una página completa de enlaces que enumeran “la verdadera diferencia entre un turista y un viajero”, “diferencias entre un turista y un viajero”, “¿viajero o turista?”, “las 6 diferencias entre turista y viajero” y la lista continúa. Lo que destaca en todas ellas es que una palabra, diferencias.

¿Por qué nos empeñamos en señalar esas diferencias?

Históricamente estas palabras han sido cargadas de significado y han servido para denominar a personas que gustan de viajar o simplemente, que viajan. Pero incluso si se consideran novatos en el tema de los viajes, deben saber que “turista” se usa para gente que va de vacaciones o de un lugar a otro por recreación y de forma más comercial. En cambio “viajero” ha sido utilizado para denominar a expedicionarios, científicos, exploradores o personas que viajan por razones “más profundas” o de manera independiente.

Actualmente todos buscan llamarse viajeros (y me permito esta licencia) ya que el término turista ha quedado relegado para los de más bajos recursos o con menor educación. ¿Es positivo hacer estas diferencias? ¿Tiene alguna utilidad? Pues la verdad es que en general nos ha parecido un tanto pretencioso e incluso innecesario seguir ahondando en la polarización de ambos.

Caminos que se bifurcan – Razón y Revolución.

En busca del eslabón perdido

¿Qué pasaría si en lugar de buscar diferenciarnos encontráramos una palabra que nos reuniera? No sabemos si algo así sería posible, porque pese a que la forma en que estamos viajando hoy en día mayormente no es sostenible y la hegemonía de las low cost estaba trayéndonos costos más altos de los que podíamos imaginar, y me refiero al mundo pre-pandémico, lo más probable es que las personas no quisieran adoptar esta palabra unificadora.

Me aventuré a señalar “viajante” para dichos propósitos, ya que la segunda acepción de la RAE es “que viaja” y al ser un término tan amplio podría recibir a todos quienes viajen o gusten de viajar. Pero cuando lo que las personas buscan es señalar esas diferencias nos encontramos ante un problema más complejo del que se podría solucionar buscando nuevos conceptos.

Evolución del viajero/turista (caricatura) – Orrorin Tugenensis

¡Alto ahí! Aún hay esperanzas…

Creemos que una de las opciones para solucionar estos dramas viajeros-turísticos sería “educar en el viajar”, es decir, hacernos conscientes del lugar donde estamos, al que vamos. De que existe un ‘otro’ con un mundo distinto del nuestro, que existe un ‘yo’ y de cómo ese yo forma parte en este ‘nuevo mundo’. Dejar atrás las preconcepciones y el viejo sistema de reglas que funcionaba con la antigua lógica que compartíamos.

Debemos convertirnos en seres globales y aprender a ponernos en el lugar de ese ‘otro’, en vez de buscar las diferencias, encontrar similitudes y soluciones. Aprender conceptos nuevos como alteridad y re-aprender algunos antiguos como fraternidad. Entender que somos parte de un todo, que al igual que un reloj, necesita de cada una de sus piezas para funcionar. Y por último, comprender que lo que le pase a ese otro también nos pasa a nosotros mismos; ya sea una persona, un árbol, un animal o incluso a un trozo de la Tierra.

¡Está en nuestras manos comenzar con los cambios y debemos hacerlos ahora! Todos los granitos de arena juntos forman una gran playa. Ahora nos gustaría conocer tu opinión:

¿Te sientes viajero, turista o viajante? ¿Crees que es necesario hacer esa diferenciación?

Viajeros – Más y Mejor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s