Un dia en Praga

Praga, la capital y ciudad más importante de la República Checa, es un destino común para muchos viajeros. Es una ciudad vibrante que puedes visitar en un día si tienes prisa, pero también puedes explorarla con un itinerario más extenso. Ubicada en el corazón de Europa, es de fácil acceso y se encuentra a poca distancia de muchos ciudades europeas. Un billete de ida puede costar tan solo 20 euros desde Berlín y sus alrededores. Hoy, disponemos de poco tiempo y, por ello, intentaremos visitar los lugares más importantes de la ciudad en solo un día. 

El rio Vltava cruzando la ciudad. Foto por Zsuzsanna Nyaradi

La mayoría de los viajeros que llegan a Praga desembarcarán en la ciudad bien en la terminal de autobuses Florenc, ubicada a poca distancia del casco antiguo, o bien en la estación principal de trenes, Praha Hlavní Nádraží.

Para empezar el dia con un desayuno refrescante pero clásico, puedes ir al icónico Café Savoy, de 200 años de antigüedad, la cafetería y restaurante más famoso de Praga. Allí podrás escoger entre una gran variedad de refrescos, helados y, por supuesto, comida local e internacional.

Con la barriga llena y listo para salir de ruta, puedes comenzar dando un paseo por la orilla del río Vltava. Pasarás por delante del Museo Kapma (con colecciones de arte moderno de Europa Central), el museo checo de Música, el muro de John Lennon, el Museo Karla Zemana (dedicado a los efectos especiales en el cine), la Iglesia de San Nicolás, y Waska ulica (la calle más estrecha de Praga). 

Este itinerario desemboca en el Puente Carlos. Vale la pena cruzarlo y admirar una vista de 360 ​​grados. También puedes entrar en una de las torres del puente, verás una a cada lado, si deseas tener una panorámica más amplia del casco antiguo y el Castillo de Praga. Aquí puedes ver la impresionante vista que ofrece de la ciudad la altura de la torre. Cruzando el puente y siguiendo con la caminata, puedes llegar fácilmente al Museo del Comunismo, Museo de la Cerveza,  Museo de Lego, Museo de Cera, el Klementinum … es el corazón del casco antiguo, y vale la pena perderse, ya que allí hay algo para admirar a cada paso. 

El casco antiguo. Foto por Zsuzsanna Nyaradi

Debes saber que Praga alberga en sus museos los artículos más auténticos y originales, dado que la ciudad no sufrió una gran destrucción durante la Segunda Guerra Mundial.

Al pasear por el casco antiguo, asegúrate de probar la gran variedad de comida callejera, cerveza checa y algunos artefactos locales. En el mismo barrio, no te olvides de admirar el Reloj Astronómico de 600 años de antigüedad, la Casa Municipal y la puerta gótica de la ciudad, Prasna Brana. 

El puente Charles y el Castillo de Praga vistos desde el torre del puente. Foto por Zsuzsanna Nyaradi

Probablemente, ya te hayas dado cuenta de que la arquitectura de Praga reúne edificios de diferentes estilos: románico, renacentista, rococó, neogótico, neoclásico, art nouveau, romántico y muchos más.

Nuestro próximo destino es la Casa Danzante (Tancici Dum), ubicada justo enfrente del puente Jiraskuv. Si estás en el casco antiguo, puedes optar por caminar 15-20 minutos o tomar el metro desde Namesty Republic. La casa ofrece una vista divertida e interesante, ya que es muy singular, siendo un diseño excepcional de Frank Gehry.

Tancici Dum. Foto por coloringwithoutborders.com

En las proximidades de la Casa Danzante se encuentra una joya escondida de la ciudad: una zona refrescante y tranquila, una pequeña isla verde, con su propio castillo, el Palacio Zoffin, donde los viajeros cansados ​​pueden tomar un descanso bien merecido.

Antes de terminar este viaje de un día, quedan todavía dos paradas importantes que hacer. La primera para echarle un vistazo al castillo medieval de Vysehrad, ubicado en el segundo distrito de Praga, en realidad no muy lejos de la Casa Danzante. La segunda, para saborear una merecida porción de pizza de uno de los mejores restaurantes de la ciudad, Kmotra Pizzería, que posee un ambiente único, decoración subterránea y, por supuesto, excelentes clásicos italianos.

Si aún te queda tiempo, puedes visitar el distrito de negocios de Praga, llamado también Nove Mesto, que comienza alrededor de la Plaza Wenceslas, aunque hay discusiones sobre los límites reales del distrito.

Seguro que al final de un día tan agotador como estimulante, ya sabrás que Praga no solo ofrece la vibrante vida nocturna por la que muchos la conocen, sino que también es una ciudad verdaderamente notable de día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s