La leyenda del Conde Drácula

En el año 1431, en Sighișoara, Rumania, nació el príncipe y héroe nacional de Rumania, Vlad Tepes. En español Vlad el Empalador, hijo de Vlad Dracul. El apodo, Țepeș, el Empalador, proviene de su afición por el empalamiento como método de ejecución. 

Pero ¿qué tiene que ver el príncipe de Vallaquia (actualmente Rumania) con el famoso vampiro Drácula? ¿Fue Vlad también un vampiro?

Vlad Tepes, un guerrero verdadero, fue una persona justa pero cruel al mismo tiempo. El príncipe nunca mostró piedad y los castigos durante su reinado dejaron a muchos con miedo. Rápidamente los ciudadanos lo asociaron con el demonio (“dracul” en rumano) y le dieron el nombre de Drácula, que significa demonio o El Diablo en español.

Luego nació Drácula, sirviendo como fundación para el legendario vampiro, Drácula, creado por Bram Stoker.

Pero en la vida real ¿es todo así como está escrito en el libro?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s