Viajero investigador, solitario y curioso

Charlando con Mariano Belenguer Jané

Referencia en el Periodismo de Viajes y Científico, Mariano Belenguer Jané es periodista y profesor. Licenciado en Geografía e Historia y en Ciencias de la Información, es también Doctor en Periodismo. Con una larga trayectoria, ha trabajado en varios medios de comunicación, impartido cursos, dado conferencias, publicado innumerables materiales, incluidos dos libros, y ha colaborado en diferentes publicaciones. Fue el primer profesor en España en impartir una asignatura de Periodismo de Viajes.

En una agradable entrevista para el Máster en Periodismo de Viajes de la Universidad Autónoma de Barcelona, Mariano comparte sus ideas sobre el acto de viajar, sus experiencias, y sobre la profesión; un relato muy interesante, transcrito aquí para animar al lector a entrar en este universo.

Las primeras preguntas introducen el tema preguntándole sobre la importancia de viajar, lo que se aprende cuando viaja y cómo aprender a viajar con profundidad. “Viajar es importante porque es una forma de conocimiento, es una forma de auto desarrollo”. Pero, para que esto suceda, es necesario viajar con profundidad. Mariano cree que

“si adoptas fórmulas de viajar más decimonónicas, más de viajero, más inquietas, entonces te conviertes en un investigador de las otras culturas, de las otras formas de vida, y entonces sí que el proceso de aprendizaje es riquísimo”.

Por supuesto, hay otras formas de viajar y las personas no siempre tienen el tiempo o el deseo de viajar con estas características, pero una cosa es un hecho: cuando viajas con esta actitud, “empiezas a cuestionarte cualquier verdad que consideres absoluta, entonces es un enriquecimiento personal interesantísimo”; y afirma: todos deberían intentarlo. También defiende la idea de que viajar es una herramienta de formación y educación porque te pone en contacto con la gente y te permite contrastar lo que has estudiado previamente con lo que estás viviendo en ese momento.

Cuando se le pregunta qué tipo de viajero es, el periodista es categórico: “yo soy viajero solitario, fundamentalmente”. Cree que viajar solo es necesario para el proceso de aprendizaje porque “te impulsa a relacionarte con la gente de los lugares que visitas”. Además, recomienda que nunca falte la curiosidad. Prefiere viajar a lugares que le permitan estar en contacto con la naturaleza, más que a las urbes, aunque no las descarte, y se muestra encantado con Ecuador, donde ha estado muchas veces; un viaje del que dice que no se puede hacer en unos pocos días, por todo lo que tuvo la oportunidad de vivir. Con características parecidas considera a Bolivia, pero declara tener más arraigos con Ecuador.

Como profesor, menciona su experiencia como pionero en la asignatura de Periodismo de Viajes, una iniciativa personal, cuyo término casi no existía y que le llevó a producir su tesis doctoral sobre ello. Más tarde reunió un grupo de alumnos interesados en el tema, diseñó un seminario y, desarrollando diferentes actividades, diseminó la idea, que hoy cuenta con 200 estudiantes en una asignatura optativa.

En el ámbito profesional, cree que todavía hay una batalla que librar. Es necesario

“demostrarle a la gente que el periodismo de viajes no es un periodismo de ocio, de puro entretenimiento, sino que el periodismo de viajes es un instrumento interesantísimo para hacer divulgación cultural […] para dar a conocer las otras culturas a este mundo que parece que está muy comunicado, pero a la hora de la verdad no sabemos nada de los otros pueblos o de las otras culturas”.

Mariano señala enfáticamente que el periodismo de viajes debería ser un intento de no permitir que las culturas se extingan o fallezcan, y también una herramienta para defender la diversidad cultural.

La conversación termina con una recomendación: que los profesionales se agrupen. Trabajar solo “es una experiencia interesante, pero no conduce a una salida profesional que proporcione a los periodistas especializados en viajes un modo de vida. Yo creo que lo que hace falta es profesionalizar todos esos productos, asociarse, reagruparse y hacer proyectos muy serios, muy sólidos, que demuestren que hay un mercado y que puedan atraer una inversión para poder vivir de esa especialización que hoy es suficientemente difícil, es difícil vivir del periodismo […]”. Concluye compartiendo el ejemplo de una plataforma que se está organizando en Sevilla por los propios periodistas cuya idea es “generar medios autónomos de comunicación, con los márgenes de libertad y con la profesionalidad adecuada para atraer inversionistas […]”. Piensa que, de esa manera, “se puede vivir del periodismo de viajes, la gente que tenga verdadera vocación de hacer esa especialización”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s