Viaje al interior

En un foro de discusión del Máster en Periodismo de Viajes, el profesor Santiago Tejedor nos preguntó sobre un tema muy interesante y desafiante: el viaje al otro.

Para presentar el tema, se propuso leer un texto que contenía un extracto del libro de Kent Nerburn, “Neither Wolf nor Dog. On Forgotten Roads with an Indian Elder”, que aborda, entre otros temas, la comprensión de la vida a lo largo de un encuentro entre el escritor y un anciano de una tribu indígena.

En medio de algunos pasajes, opiniones y percepciones provocativas me hicieron reflexionar durante horas sobre el comportamiento humano y nuestra real capacidad de ser empático.

Comenzando con el significado de empatía, aunque parezca simple, exige mucho de nuestra psicología. Saber identificar la situación de una persona en una circunstancia determinada, identificarse con lo que sentiría y comprender su reacción es una teoría que pocos pueden practicar. Pero entonces, si “ponerse en el lugar del otro” es tan difícil, estar en contacto con su propio “yo” es fácil, ¿verdad?

Esta cuestión surgió en un momento en que el mundo se detuvo y las personas se encontraron aisladas en un esfuerzo por tratar de detener la propagación de un virus. Dejando de lado la política, el hecho es que algunas personas enfrentan un desafío interno sin precedentes en términos de aislamiento social.

Pero …

¿Por qué es tan difícil estar solo?

¿Por qué el silencio es tan aterrador?

“Nuestros ancianos fueron educados en las maneras del silencio … Observa primero, con corazón y mente quietos, escucha, y entonces aprenderás. Cuando hayas observado lo suficiente, entonces podrás actuar. Ésa es la manera de vivir.

Con ustedes es lo contrario. Ustedes aprenden hablando. Premian a los niños que hablan más en la escuela … En el trabajo siempre están teniendo reuniones en las que todos interrumpen a todos, y todos hablan cinco, diez o cien veces. Y le llaman “resolver un problema”.

Cuando están en una habitación y hay silencio, se ponen nerviosos. Tienen que llenar el espacio con sonidos. Así que hablan impulsivamente, incluso antes de saber lo que van a decir.  A la gente blanca le gusta discutir. Ni siquiera permiten que el otro termine una frase. Siempre interrumpen”.

El punto de vista compartido por el indio nos lleva a la respuesta. En una era en la que la interacción – acción entre dos o más individuos – está en evidencia, la introspección – acción de mirar hacia adentro – quedó en segundo plano. ¿Qué hacer, entonces, para equilibrar esta ecuación, especialmente en un momento que nos está exigiendo tanto?

Vivimos días difíciles y no hay duda de que vendrán más. Mañana, pasado mañana, el mes que viene, el año que viene, y así sucesivamente. Los desafíos nunca cesarán. Depende de usted decidir qué absorberá de cada uno de ellos.

La cuarentena llegó y trajo de manera conjunta, directa y/o indirectamente, una fase de mucha reflexión. El viaje tan esperado y planeado que estaba por suceder se reprogramará y el nuevo destino ahora será usted.

Para, sólo por unos pocos minutos de su día, y respira profundamente; reflexiona. Acércate a ti mismo y siéntete íntimamente. Invierte en tu autoconocimiento, tu autodesarrollo. Pregúntate, explórate, abre la mente a lo diferente. Percibe tus gustos, comprende tus limitaciones. Reconsidera tus actitudes y permítete cambiar.  Ajusta lo que sea necesario para mantener la calma y recuerda el consejo del viejo indio: el silencio es sabio.

Aunque no exista una regla o fórmula para el éxito, ya que cada uno funciona a su manera, la oportunidad existe para todos, para cada uno en su particularidad. Si las calles están vacías, que nuestras almas se llenen. Será necesaria fuerza de voluntad, requerirá concentración y dedicación, pero valdrá la pena el esfuerzo.

Que, en tiempos de aislamiento social, podamos ser más amables … con los demás … con nosotros. Que aprendamos a ser más conscientes. Porque tan importante como viajar al otro, es viajar a ti mismo.

¡Que tu meYOr amigo sea una gran compañía!

Un comentario

  1. […] escribí para este blog, hace casi dos meses, para presentar un tema muy pertinente en ese momento, el viaje hacia uno mismo, cuando enfrentábamos los desafíos del aislamiento social, abordé el tema del viaje hacia el […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s